¿Cómo empiezo un estilo de vida fitness este 2019? 5 Claves

Cambiar un estilo de vida por completo no suele ser tarea sencilla, la dificultad está en qué nada más proponernos mejorar nuestro estilo de vida ya buscamos que todo se haga de manera “perfecta” y es ahí cuando comienza la cuenta atrás para abandonar.

Antes de nada tienes que entender que llevar un estilo de vida saludable y activo no es una maratón que cuando lo consigas se terminó todo, sino que esto se mantiene en el tiempo y disfrutando del progreso y del cambio. Puedes lograrlo si estás dispuesta a dar el primer paso comenzando un estilo de vida fitness.

En este post vamos a ver 5 consejos prácticos  que te van a ayudar a tener una vida mas saludable.

1º Quererse mas

Antes de comenzar un estilo de vida fitness, un estilo más saludable, en busca de un objetivo que tiene como uno de sus  fines el cambio de tu físico, debes aceptarte tal y como eres en la actualidad. De esta forma es como obtendrás los mejores resultados.

Adoptar un estilo de vida fitness requiere tiempo y en especial constancia y paciencia para adaptarse a esta nueva forma de vivir, por esta razón si te encuentras conforme vos misma será más sencillo y disfrutarás del proceso.

En cambio, si estás deseando cambiar porque no te gustás es cuando comienza nuestra desesperación por cambiar llevando a una frustración y un abandono en muy poquito tiempo.

Un gran cambio requiere de tiempo, mucho tiempo,  no se consigue en un mes ni en dos, pero te encantará si sabes tener paciencia. No abandonar nunca, esa es la clave.

 

2º Cambiá tu lista de compras

La alimentación es otro de los puntos clave que debes tener en cuenta, la actividad física y la alimentación deben ir acorde, ambas son igual de importantes.

Hay que considerar que nuestro cuerpo necesita que le suministremos por parte de la dieta numerosas vitaminas, minerales y macronutrientes, para que podamos extraer la energía necesaria para realizar las diferentes actividades de nuestro día a día.

Incluye numerosas verduras y frutas, y prueba diferentes verduras, no te límites a la más típicas.

Ve sustituyendo poco a poco los ultraprocesados por comida real y saludable que te proporcione muchísimos beneficios. Lo ideal es preparar un menú semanal que se adapte a tus objetivos y planificar tus comidas de cada semana. Así, además de llevar un control de calorías y comidas, podrás ir avanzando cada semana un poquito más.

Todo esto puedes ir cambiándolo poco a poco, no es una tarea fácil pero se puede.

3º Marcate microbjetivos

Marcar el objetivo final es muy sencillo, es más solemos hacerlos todos al comenzar un estilo de vida fitness, el problema es que cambiar de estilo de vida es un proceso largo y no se ven grandes resultados hasta pasado un tiempo considerable.

Un estilo de vida fitness no se adopta de la noche a la mañana, no es una dieta que vaya por períodos.

¿Cómo se si lo estoy haciendo bien? ¿Tengo que esperar meses para comprobarlo?

Lo primero que pensarás es que estarás comprobando tu peso en la báscula cada día o cada semana, pero siento decirte que esto no es 100% fiable cuando se está perdiendo grasa corporal. La razón es sencilla, si estás perdiendo grasa corporal o aumentando masa muscular a través de ejercicios con pesas, puede que aumentes de músculo que pesa mucho más que la grasa. Por lo que la báscula no te ayudará para nada.

Yo por ejemplo, lo que hice cuando me di cuenta de esto, es anotar todas mis medidas con ayuda de un metro, mi cintura, cadera, brazos, piernas… y mes a mes iba anotando los cambios para comprobar si estaba perdiendo o ganando.

Tambien es importante hacer un plan de progerso donde podrás ir anotando tus medidas corporales y peso, además de ir marcando tus objetivos personales para que veas por ti mismo. Parte de esto lo puedes consultar con un personal trainer o con un especialista del tema.

 

4º Calmá tu sed con agua

Un aspecto que no puedes olvidar es de hidratarte correctamente, hayq eu tener en cuenta que cuando nos da sed es cuando ya nos estamos comenzamos a deshidratar.

Olvídate de refrescos azucarados, te harán más daño que bien igual ocurre con bebidas alcohólicas, sólo te proporcionarán un montón de azúcares y además te hincharán el abdomen así que elimínalos poco a poco y ¡Calma tu sed con agua!

Hay que eliminar de nuestra vida las bebidas azucaradas y beber siempre agua. Esto puede ser raro al principio por que no estamos acostumbrados. Incluso tus amigos lo pueden ver raro, pero tenemos un objetivo en mente y lo vamos a lograr.

5º Descansá bien

Sin duda, el descanso es esencial, es el momento ideal donde el cuerpo se recupera para su puesta a punto en el próximo día.

Las fibras musculares necesitan recuperarse del esfuerzo del día y del entrenamiento, especialmente si estáis siguiendo mis ejercicios del canal de Youtube. Duerme como muy poco 8 horas para que el cuerpo tenga tiempo suficiente para recuperarse, recuerda que sin un descanso reparador te costará más obtener unos buenos resultados. El músculo también necesita descansar.

Siempre trata de hacer el esfuerzo de descansar todo lo posible, si tu rutina diaria implica madrugar mucho, intenta dormirte antes, ya sé que es difícil pero ¡hazlo por ti! Estarás de mejor humor, contarás con más energía a lo largo del día y tus músculos se harán más grandes y fuertes.

Espero que estos consejos te hayan servido para dar el primer paso en tu comienzo de seguir un estilo de vida fitness. ¡Se puede!